CARTA DENUNCIANDO AL ARZOBISPO DE CALI