Sobre la atención y la lectura. Una conversación con Gustavo Álvarez Gardeazábal