EL TLC CON KOREA ARRANCÓ COJO