COLOMBIA NO PUEDE IR A LA GUERRA